Nueva Coral de la Parroquia
   
 

A raíz de la disolución del veterano Coro de San Francisco, Coro dirigido por Doña Rafaela Toro, la querida Rafaelita, en la Pascua de Resurrección del año 2011, el Párroco, el Rvdo. Don Gonzalo Núñez del Castillo madura en la creación de una nueva formación musical para la Parroquia. Un renovado Coro, que además de sustituir al antiguo y desaparecido, aportara a la Parroquia nuevos aires dentro de las celebraciones litúrgicas.

Para ello se pone en marcha en la búsqueda de una nueva persona, con conocimientos suficientes que pueda hacerse cargo de la dirección de la nueva formación, así como, hacerla responsable del apartado musical parroquial.

Doña Rosa María Salceda De Alba, es la persona elegida y a la vez indicada para llevar a cabo el nuevo y ambicioso proyecto de la Parroquia. Una Nueva Coral, que pudiera estar formada por hombres y mujeres responsables y comprometidos que pudieran dotar a la nueva formación de distintas voces que conformaran los distintos tonos aplicables a cada partitura.

A mediados del mes de septiembre se hizo público el llamamiento a los fieles, feligreses de la Parroquia y ciudadanos interesados para poder involucrarse en la nueva iniciativa y en menos de una semana, eran más de veinte las solicitudes entregadas al Párroco para pertenecer a la nueva Coral.

Tras una primera toma de contacto de la nueva directora musical, la Sra. Rosa María con los interesados, y tras hacerles la prueba de voz para poderlos encuadrar dentro de las distintas voces, el Coro quedó conformado en la Festividad de San Francisco de Asís con más de veinticinco componentes, de los cuales la mayoría fueron voces femeninas.

En las misas parroquiales de la Navidad tuvo lugar su presentación oficial ante los feligreses amenizando dichas celebraciones.

 

 

 
Coro Parroquial de San Francisco
   
 

En torno al año de 1960 siendo su Párroco era el Rvdo. Padre Don Recaredo, la Parroquia Vaticana de San Francisco dejó de ser exclusivamente Diocesana, para tomar una nueva disposición, poder atender a los fieles y feligreses de las dos jurisdicciones de la ciudad, la Diocesana y la Castrense. Sus Párrocos fueron el Rvdo. Padre Don Francisco Artola para la Diocesana y el Rvdo. Padre Galindo para la Castrense.

 

Como consecuencia de esto, era conveniente tener que con los servicios de dos organistas para que realzaran las ceremonias que en la Parroquia se celebraban como bautizos, bodas, comuniones u otras fiestas.

Las Señoras María Luisa y María Teresa fueron durante aquél primer momento las encargadas de la dirección musical de la Parroquia.

El tiempo transcurre y Doña María Teresa cesa en su cargo, dejando su puesto a Doña Rafaela Toro, cariñosamente conocida como “Rafaelita”, la cual continúa con el Coro años antes formado y creado por el Rvdo. Padre Galindo, ampliando el repertorio de música y canciones gracias a la colaboradora Doña María del Carmen Ruiz, organista que anteriormente también fue de la Parroquia.

El Coro quedó conformado en aquel momento por una quincena de mujeres con voces privilegiadas, que desempeñaron su función y ministerio durante más de cuarenta años, siendo éste un Coro conocido y distinguido en nuestra ciudad, destacándose por la buena predisposición que siempre tuvo con todo aquel que en algún momento contó con sus servicios, ya que estos siempre fueron realizados con buen gusto y mucha profesionalidad..

El Coro de San Francisco siempre destacó por el amplio repertorio de piezas que poseyó, y que se siempre se ajustó perfectamente a cualquier celebración litúrgica. Buena prueba de ello, era que anual participación en las grandes celebraciones no sólo de nuestra Parroquia, sino de las Hermandades y Cofradías de nuestra Ciudad, donde realzaban y amenizaban la celebración de sus Cultos así como la tradicional participación en la Víspera de la Festividad del Corpus, del Acto organizado por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de nuestra Ciudad, la Exaltación de la Eucaristía.

Tras la celebración de la Pascua de Resurrección del año 2011, el Coro de San Francisco quedaba disuelto debido a la escasez de miembros, cerrándose así una historia musical de más de cuarenta años en nuestra Parroquia escrita con letras de oro.